¿Qué documentación necesito para pedir una hipoteca?

El banco va a necesitar ciertos documentos para evaluarte como cliente antes de concederte una hipoteca. Llevar la documentación ordenada y actualizada te dará pequeñas ventajas que contribuirán a que el proceso de búsqueda te dé los mejores resultados:

  1. El banco percibe que el solicitante está informado sobre las hipotecas. Sabes que la entidad va a necesitar una serie de documentos y qué documentos son. También transmitirás una imagen de orden, ya que presentas los papeles y no tienes que preguntarte dónde se consiguen o dónde los tienes
  2. Presentar los papeles en un primer momento te permitirá acortar tiempos y conseguir que el banco analice antes tu situación para recibir en menor espacio de tiempo una respuesta sobre si te conceden o no hipoteca. En caso de concesión, también te presentarán las condiciones de la hipoteca, algo que es importante para valorar si te interesa.
  3. Tener toda la documentación y acortar tiempos presentándola te facilita el acudir a varias entidades para solicitar la hipoteca. Si es cierto que el sector hipotecario suele seguir tendencias muy homogéneas, también es cierto que tratándose de cantidades elevadas —la hipoteca media que se concede en España ronda los 120.000 euros—, una pequeña variación puede hacer que el titular ahorre bastante dinero.

Documentación básica para solicitar una hipoteca:

  • Número de identificación del titular o titulares que estén solicitando la hipoteca. Sería el DNI (Documento Nacional de Identidad) o el NIE (Documento de Identificación de Extranjeros).
  • Si el o los solicitantes tienen algún préstamo del que ya sean titulares tendrán que recopilar los documentos que lo muestren. Suele ser recomendable tener los últimos recibos pagados. También saber el tiempo que queda por pagar.
  • Escrituras de otros inmuebles que tenga en propiedad el o los solicitantes de la hipoteca.
  • La declaración de la renta más reciente. Este es un resumen formal de la situación económica del último año.
  • Los extractos bancarios recientes aportarán más información para constatar la situación económica de los solicitantes.
  • Resumen oficial de la vida laboral. Es importante comprobar que esté actualizada.

Si ya tienes la vivienda seleccionada:

  • El contrato de arras de la casa que vaya a comprarse. Si todavía no se ha seleccionado la vivienda no habrá contrato de arras, pero tampoco es fundamental para que la entidad haga una valoración sobre la concesión de la hipoteca.
  • La información relativa al inmueble. Una nota simple del registro de la propiedad será muy útil para corroborar los datos.
  • Si ya está firmado el contrato de compra venta, la escritura del inmueble.

Documentación a aportar si eres trabajador por cuenta ajena:

  • Contrato laboral. El tipo de contrato que más beneficiará la concesión de la hipoteca será el contrato de funcionario o indefinido. La antigüedad también es importante a la hora de valorar la viabilidad.
  • Si eres funcionario sería positivo dejar constancia de que la toma de posesión ha sido hace seis meses o más.
  • Copia de las últimas nóminas. Sería suficiente con aportar los datos de los últimos tres meses.

Documentación a aportar si eres trabajador por cuenta propia

  • La declaración anual del IVA y los pagos trimestrales del año en curso. La declaración anual de IRPF y las fraccionarias del año en curso
  • El justificante de haber pagado las últimas cuotas de autónomos
  • El justificante de haber realizado los últimos pagos a la Seguridad Social

Esta lista de documentación que las entidades piden de forma habitual se irá facilitando a medida que le entidad demande los documentos. Por otra parte, si hay algún otro documento que ratifique tu solvencia económica y tu buena salud financiera para que aprueben o mejoren las condiciones de tu hipoteca no dudes en presentarlo.

 

Vía El País

2018-06-08T08:00:43+02:00
error: